domingo, 10 de enero de 2010

El amor en los tiempos del SIDA

"LOCO AFAN - Selección de Crónicas de sidario"
de Pedro Lemebel
publicado en la colección Los 40 de Anagrama" en Página/12 a $ 9.- (increible!)


La plaga nos llegó como una nueva forma de colonización por el contagio.
Reemplazó nuestras plumas por jeringas,
y el sol por la gota congelada de la luna en el sidario.

 
Así arranca Pedro Lemebel (nacido en Santiago de Chile a mediados de la década del 50, fundador del colectivo de Arte "Yeguas del Apocalipsis"), a quien conocía por su interesante novela "Tengo miedo, torero", una serie de crónicas, relatos, pensamientos que giran alrededor de la vida de los travestis y homosexuales en los tiempos del SIDA.
 
La selección viene agrupada en capítulos. Los primeros contienen relatos más descarnados donde profundiza -quizás demasiado reiterativamente- en la vida de travestis, taxiboys y gays en el Chile de los '80 y los '90, el marco político de los tiempos de la dictadura y los nuevos movimientos sociales. En ese contexto, es imposible apartarse del dolor y de la muerte, la decadencia y el deterioro, la persecusión y la discriminación, omnipresentes en todos sus relatos.
 
Así se autodescribe en el texto "Manifiesto"
 
Yo no soy buena onda
yo acepto al mundo
sin pedirle esa buena onda
pero igual se ríen
tengo cicatrices de risas en la espalda
Mi hombría es aceptarme diferente
ser cobarde es mucho más duro
A usted le doy este mensaje
Y no es por mí
Yo estoy viejo
Y su utopía es para generaciones futuras
Hay tantos niños que van a nacer
con una alita rota
y yo quiero que vuelen, compañero
que su revolución
les de un pedazo de cielo rojo
para que puedan volar 
 
Y Lemebel, logra inmediatamente captar el interés con sus toques personales en el uso del lenguaje coloquial, con mucho humor y una implacable crítica social sobrevolando estos textos de palabras duras, sin concesiones, penetrados por el dolor.

Cuando logra apartarse de este estilo desolador, seducen más aún sus historias regadas con humor, como en el capítulo "Besos Brujos" donde rinde homenaje a Raphael, Joan Manuel Serrat, Rock Hudson y Lucho Gatica, entre otros.
Cierra esta selección con el capítulo "Yo me enamoré del aire, del aire yo me enamoré" donde, ya apartado de la crónica socio-política, logra contar tres historias de vida conmovedoras, dando fin a un compendio de relatos interesantes, tan trágicamente real  como absolutamente conmovedor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario