domingo, 24 de octubre de 2010

Yo me quiero casar... y ud?

"Les temoin de la mariée"
("Los testigos de la novia")
de Didier Van Cauwelaert

Didier Van Cauwelaert, el autor francés de apellido impronunciable, ganó el Premio Goncourt en 1994 por "Un aller simple" y fue un poco más conocido en nuestro país por la novela "La educación de un hada" que fuera luego llevada al cine con el protagónico de Ricardo Darín, Irene Jacob y Bebe, en un traspaso que al arrivar a la pantalla grande, se vió completamente despojado de toda la ironía y el humor que destilaba la novela original.

"Les témoins de la mariée" habla de la amistad y los conflictos de gente de cuarenta. Con el fino humor de Van Cauwelaert, las relaciones son atravesadas por el bisturí de la irreverencia y la acidez con la que disecciona a cada uno de sus personajes.

La historia es la de un solterón empedernido, fotógrafo de mega-stars, que se lo conoce tanto por su trayectoria profesional como por sus dotes de Don Juan. Sin anestesia, en una cena cerca de Navidad,  le cuenta a su grupo de amigos íntimos que está profundamente enamorado y que ha tomado la decisión de casarse.
Los amigos se quedan completamente atónitos con la noticia. Pero pronto quedarán más pasamados al saber que su amigo, próximo a casarse, fallece al día siguiente de contarles la noticia en un terrible accidente automovilístico.
Y su prometida -a la que todos se mueren por conocer- viene llegando en un avión..... nada menos que desde Shangai!

Lo interesante de la historia, no es solamente el humor permanente con el que el autor atraviesa la historia, sino que está contada a cuatro voces.
Cada uno de los capítulos se encuentra narrado en primera persona, de forma tal que nosotros como lectores aunando cada una de las voces, vamos armando el rompecabezas de la historia completa y vemos como se entretejen las relaciones entre los personajes, con datos que ellos mismos desconocen.

"Les temoins de la mariée" - "Los testigos de la novia" alude además al doble juego de palabras de ser testigos del casamiento y testigos, cada uno de ellos de lo que va pasando al vincularse con esta novia, que es el justamente el personaje que con su halo de misterio, seducción y malicia, nuclea a los amigos del novio. Porque sin que ellos lo sepan, Yun ha llegado para modificar la vida de cada uno de ellos.
Los sacará de sus supuestas seguridades, hará que se replanteen alguno de los vínculos y por sobre todo, avivará algunos viejos celos, odios y competencias.
Y cuando pensamos que ya estamos encontrando la clave de la historia, Yun, como una muñeca rusa, abre otra de sus capas y devela otro secreto.

Agil, divertida, y con diálogos llenos de humor y mordacidad, Van Cauwelaert nos refriega los conflictos de estos cuarentones parisinos reflejándonos como en un espejo con lo peor y los mejor de cada uno de ellos (nosotros) mientras sigue envolviéndonos en una pequeña telaraña de misterio, como simple excusa para hablar de las miserias, complicaciones, celos, reproches y contradicciones en los vinculos personales.

Sumamente disfrutable, liviana pero profunda, "Les temoins de la mariée"  demuestra que hay en Van Cauwelaert un escritor detallista de una generación -hoy de un poco más de 40- con mucho para contar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario